Carlentini, “Hasta que la muerte nos separe” por Claudio Bruni al  Turi Ferro

Carlentini, “Hasta que la muerte nos separe” por Claudio Bruni al Turi Ferro

CARLENTINI –    La etapa teatral 2022 de “Turi Ferro” de Carlentini se cierra con la simpatía y el coraje del gran artista: Pino Insegno y Alessia Navarro. Los vimos juntos en la interpretación de un matrimonio moderno en el espectáculo “Mientras la muerte no nos separe”, dirigido por Claudio Bruni. Las escenas fueron curadas por Tiziana Liberotti, el vestuario por Rosalia Guzzo y el diseño de iluminación por Marco Laudando. Los decorados, las luces y el vestuario destacaron de manera elegante y detallada, en un momento y en una significativa comparación entre los dos actores. Otorgaron el espacio y la luz adecuada a cada movimiento del loro y gesto de diseño en la escena.

El registro de Claudio Bruni ha contado bellamente, una historia de amor común, sin descuidar ningún detalle, juntando hábilmente todos los pasos como en un gran rompecabezas. Todo transcurre a través de diálogos divertidos y picantes, que involucran la imagen de otros personajes invisibles, pero hechos reales en la imaginación del espectador.

La historia que se ha desarrollado y evolucionado sobre el escenario, comienza como una historia de amor cualquiera, es simple… hecha de enamoramientos, matrimonio, promesas, dudas, carencias, rencores… hasta el divorcio y tal vez, entonces quien sabe… volver a encontrarnos otra vez.

Pero… en todo este viaje, nada se da por sentado, nada es seguro y nada es para siempre.

Todos los “si”, todas las promesas y las bellas palabras tienen ese encanto y ese misterio que las caracterizan en el momento en que nacen, y se desmaterializan cuando “ese todo” para siempre… se convierte en “una nada” para siempre.

Es increible… dos personas se aman de inmediato, se catapultan en el vórtice nuboso del amor que no ve nada, en el latido que galopa solo al decir el nombre del otro, esos ojos que brillan en una sola mirada, ese latido al estómago que revuelven las famosas mariposas, ese anhelo que no te deja, ese deseo de correr el uno hacia el otro y hundirnos en un abrazo interminable… que desemboca en una explosión de oxitocina… que solo te hace sentir bien. .. porque amas… y comprendes que amar es solo magia, que el amor es solo el alimento de la vida, que el amor es verdadero

 

gnificado del hombre… que el Amor es el verdadero motor del “Todo”… y al final… encontrarse en la nada…

¿Como es posible? ¿Lo que pasa? ¿Qué borra toda la belleza?

La respuesta la da el propio director, que señala con el dedo la rutina y la monotonía, destacando la diferencia entre el concepto de la vida de un hombre como marido y el concepto de la vida de una esposa como mujer.

Con esta diferencia, arroja luz sobre el hecho de que muchas situaciones no deben darse por sentadas, que nada debe ceder a la monotonía y la repetición, no debemos olvidar esa pizca de locura que hacía interesantes los encuentros de la fase de enamoramiento, nos no hay que olvidar olvidar que el amor, como todo, hay que nutrirlo… hay que reinventarse, hay que estar ahí, hay que mirarse a los ojos al hablar, soltar el mando a distancia o el móvil .

El director nos hace reflexionar mucho sobre los problemas comunes de las parejas, de los esposos que viven bajo el mismo techo, e invita al espectador a reflexionar sobre el hecho de que… uno de los “alimentos” fundamentales de la pareja y del amor es la Comunicación. .. o sea, hay que contarse, hay que hablar para escucharse y no agredirse. Debemos estar interesados ​​en lo que escucharemos del otro, debemos ser humildes para sumergirnos en el papel de aquellos que están tratando de usar las palabras adecuadas para hacerse entender, para explicarse y entenderse de manera civilizada, sin tener la presunción de tener siempre la razón, un telón y sin tener el coraje de escuchar, simplemente.

Afortunadamente, todo esto está plasmado en un lenguaje irónico, que le da ritmo a la historia, que se ríe del amor y que nos hace reír a nosotros mismos, porque muchas veces el espectador se encuentra en el actor… y como sucede en esta hermosa historia del amor… esperamos que podemos volver a enamorarnos, porque el Amor es el único motor.

 

 

Open chat
Ciao,
chiedici la tua canzone
%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: